lunes, 14 de enero de 2013

Reidora tocada

Así define Jesús del Valle a esta infortunada Larus ridibundus, que fotografió en Motril.



Parece tratarse de alguna herida mal curada, quizás algún ataque de una rapaz. Negro futuro le espera a la pobre.

Muy agradecido a Jesús del Valle por haber compartido estas fotos.

1 comentario:

Jesús del Valle dijo...

Gracias a tí Gabi por descontado. Al verla a simple vista creí que estaba petroleada pero luego se ve claro que ha sufrido una agresión. He visto muchas Larus Michaellis atacar a otras gaviotas con mucha dureza, pero entre ellas no a las más pequeñas, pudo pues ser incluso un gato o un zorro en un descuido por la afición de estas gaviotas a visitar sembrados y somerísimos encharques interiores.